Factores de riesgo y recomendaciones para una correcta salud cognitiva

  • 12 son las recomendaciones y factores de riesgo que pueden afectar en la aparición de demencia o deterioro cognitivo según el Plan de acción mundial de la OMS.
  • Entre ellos se encuentran: promover la actividad física, cesar tabaco, cesar el alcohol, llevar una dieta equilibrada, tener actividad social y controlar la depresión, el colesterol y la diabetes.

Hoy 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud. Este día se inició en 1948 por parte de la Asamblea Mundial de la Salud para conmemorar a la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por entre otras cosas, fomentar hábitos saludables a la sociedad. Este día pone el foco en la SALUD como derecho básico y universal.

La salud cognitiva es uno de los puntos clave para un correcto bienestar y un día a día funcional. Abarca distintas ramas como pueden ser el aprendizaje o la memoria, la función emocional ligada a la mente, así como su función motora (realización y control de los distintos movimientos) y la función sensorial (umbral de dolor, frío…).

Con el paso del tiempo estos elementos se pueden ir debilitando si no se tiene un correcto estilo de vida, que pueden acabar provocando el desarrollo de ciertos tipos de demencia (entre las que encontramos la enfermedad de Alzheimer, la demencia vascular, la demencia con cuerpos de Lewy y la demencia frontotemporal…).

La esperanza de vida de una persona en España es de 83 años en 2023, en los años 80 era de 75 años. Cada vez una persona tiene una vida más longeva y ello lleva a que se puedan desarrollar enfermedades relacionadas con la edad, como las neurodegenerativas. Aunque no hay ningún tratamiento curativo para la demencia, se puede procurar ralentizar su aparición. Por ello la OMS ha establecido un Plan de acción mundial sobre la respuesta de la salud pública de la demencia 2017-2025 y en el que se establecen los distintos factores de riesgo que pueden influir en su desarrollo así como las directrices para reducir la aparición de deterioro cognitivo o demencia:

  1. PROMOVER LA ACTIVIDAD FÍSICA o EVITAR EL SEDENTARISMO: Estudios demuestran que la actividad física tiene claros beneficios para las estructuras cerebrales, así como de manera indirecta para la mejora a nivel cardiorespiratorio, mejora los niveles de colesterol, diabetes y tensión. A partir de los 65 años se recomienda realizar 150 minutos a la semana de actividad física que puede incluir paseos a pie o en bicicleta.
  2. PROMOVER EL CESE DEL TABACO: Es bien sabido que el consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo para muchas enfermedades como por ejemplo ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares o trastornos respiratorios. Además también se tiene en consideración que dejar el consumo de tabaco reduce la ansiedad o la depresión mejorando el estilo de vida. A nivel cognitivo también hay evidencias claras que esta adicción afecta al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas.
  3. PROMOVER UNA DIETA EQUILIBRADA: La alimentación mediterránea ha sido la más estudiada y la que mejores resultados tiene a la hora de una correcta salud cognitiva reduciendo también la aparición de diabetes. Entre los alimentos más beneficiosos encontramos las frutas, legumbres y hortalizas (al menos 400 gr diarios) así como el consumo de pescado y la ingesta de ácidos grasos polisaturados (Omega-3 y Omega-6). También se asocia a un menor riesgo de demencia el consumo de diversos tipos de nueves, aceite de oliva y café.
  4. PROMOVER EL CESE O REDUCCIÓN DEL CONSUMO DE ALCOHOL: Según una encuesta del gobierno español, en el 2021 un 5,2% de la población de entre 15-64 años presenta un patrón de consumo de riesgo de alcohol. Según la OMS el consumo de alcohol causa anualmente 3 millones de muertes. Un consumo excesivo está evidenciado que afecta a la capacidad cognitiva de una persona y puede provocar un riego para padecer ciertos tipos de demencia.
  5. ESTIMULACIÓN COGNITIVA: Es natural que con los años nuestra capacidad cognitiva se vea afectada o disminuida. Poder conseguir una buena reserva cognitiva mediante su estimulación puede servir de protector para reducir la posterior aparición de demencia o por lo menos retrasarla.
  6. ACTIVIDAD SOCIAL: Somos seres sociales y necesitamos, queramos o no, el contacto con otras personas. A nivel psicológico hay una clara evidencia de mejora a nivel de depresión o ansiedad y en este caso a nivel cognitivo también ya que promueve la interacción y la necesidad de hablar y entablar conversaciones y afecto tanto con familiares como con amigos.
  7. MANEJO DEL PESO: España es el tercer país europeo con mayor prevalencia de sobrepeso y el cuarto en obesidad a nivel infantil tras un índice que abarca a 33 países de la región europea de la OMS. El sobrepeso y la obesidad se han vinculado a varias complicaciones médicas como la diabetes de tipo 2, el cáncer, la muerte prematura y las enfermedades cardiovasculares, y ambos son factores de riesgo directo así como de riesgo de otros factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, como la hipercolesterolemia y la hipertensión. La pérdida de peso está relacionada también con una mejora cognitiva ya que también se relaciona con la realización de actividad física.
  8. MANEJO DE LA HIPERTENSIÓN: Existen evidencias en la que la reducción de la presión arterial produce beneficios sustanciales al bajar las complicaciones por causas cardiovasculares. La mejora de la hipertensión puede producirse con una correcta alimentación, ejercicio físico y el peso adecuado provocando por ende una mejor cognición.
  9. MANEJO DE LA DIABETES: Un mal control glucémico se ha asociado con una disminución del funcionamiento cognitivo. La diabetes tanto tipo 1 como tipo 2 puede provocar problemas a nivel cerebrovasculares provocando la posible aparición de demencia.
  10. MANEJO DE LA DISPLIDEMIA: Tener un colesterol elevado puede provocar un riesgo de enfermedad cardiovascular y por consiguiente como hemos visto anteriormente un deterioro cognitivo. Además conseguir un mejor nivel de colesterol va relacionado con un mejor estilo de vida (ejercicio físico, dieta mediterránea, reducción de grasas saturadas como el consumo de alimentos de origen animal…)
  11. MANEJO DE LA DEPRESIÓN: Hay claras evidencias de la conexión entre la depresión y el deterioro cognitivo o demencia. Esta relación puede deberse por cambios noradrenérgicos y lesiones en la sustancia blanca. Además la depresión puede generar desmotivación, que provoque más soledad y por lo tanto un deterioro cognitivo.
  12. MANEJO DE LA HIPOACUSIA: Se estima que la hipoacusia afecta a uno de cada tres adultos de 65 años o más. Se trata de un trastorno que provoca un deterioro de la audición. Este hecho tiene repercusiones en la calidad de vida de las persona, pudiendo provocar comorbilidad con otras enfermedades como la depresión ya que a estas personas les genera problemas para comunicarse, generando frustración, aislamiento y soledad.

En INA Memory somos especialista en estimulación cognitiva y neurorehabilitación. Somos el primer centro en Barcelona que combina la rehabilitación neurocognitiva, sensorial, psicofísica, logopedia, que, sumado al uso de la tecnología robótica y al entorno donde se aplica, da resultados muy beneficiosos y efectivos en tratamientos no farmacológicos de personas con patologías neurofuncionales o con la necesidad de potenciar o mantener su autonomía personal.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar